Otro de los alicientes de esta película va a ser los lugares en los que se desarrolla la acción; la comarca de Tarazona y el Moncayo. Una zona que delimita dos grandes espacios geográficos; por un lado el valle del Ebro y por otro la meseta castellana. Una tierra contrastada y diversa en texturas, formas y colores. Además de un lugar literario repleto de historias y leyendas. El Moncayo de Machado y de Bécquer.

Las localizaciones son ricas y sugerentes. La historia comienza en una gran urbe como Zaragoza pero nuestros héroes tendrán que adentrarse en un mundo que hace años han abandonado. Así comenzamos con un viaje por espacios como un sanatorio abandonado, cuevas, cimas, minas abandonas, iglesias, túneles etc…

Estos escenarios son característicos de una película de aventuras y forman parte de nuestro imaginario más ancestral. Todo ello dotará a la narración  una mayor riqueza visual.

© Bendita calamidad - 2014 -